La Formación en Casa

La Formación en Casa

Cuando hablamos de la formación en casa nos pueden pasar muchos conceptos por la cabeza. Podemos pensar en una formación en valores, o en la formación académica que hoy en día observamos en todos los hogares del mundo por la crisis sanitaria.

Para abarcar el tema de la formación en casa hablaremos de dos tipo mencionados en el párrafo anterior, ya que uno es complemento de otro y viceversa. La formación academica que imparte la escuela debe tener una continuidad en casa y la formación humana de los niños en casa también debe tener continuidad en la escuela.

A veces se piensa que la escuela es la principal fuente de aprendizaje y formación para sus hijos, es decir que esta institución tiene la responsabilidad de enseñar las materias básicas del colegio y a la vez formar personas. Y sin embargo, por mas completa que pueda ser la escuela en cuanto a su educación humana y académica, algunas personas se desentienden de la responsabilidad familiar de formar.

Tampoco podemos negar el hecho existente de una incapacidad de parte de algunos padres a la hora de formar, pues han contado con “sustitutos” para influir en la formación. Entre esos sustitutos encontramos la televisión, internet, videojuegos, entre otros. Esto puede ocurrir por la falta de atención que puede existir hacia el niño y afectar en su complemento educativo.

La principal enseñanza en casa es lo que formará su carácter y su manera de relacionarse con otros. Las cosas que dependen en el aula son básicamente académicas y la conducta del niño en la escuela siempre se va a ver influenciada por el rol fundamental que tiene la familia y su ambiente. Estudios han comprobado que un niño en un ambiente familiar tenso y conflictivo provocará en él reacciones violentas tanto verbales como físicas, en cambio en un ambiente sano y reflexivo provocará reacciones respetuosas y equilibradas. Es por ello que es tan importante la actitud de los adultos de la casa frente al niño. Juan Gerardo Garza, director del Centro de Valores Éticos del Tecnológico de Monterrey, considera que la educación que se da en casa es insustituible. Por más que la escuela sea un complemento de formación humana en los hijos, principalmente ésta instruye, los padres en casa son quienes forman a los hijos.

Ahora bien, nuestros profesores y maestros pueden ser una ayuda extra para educar el carácter de los hijos en la escuela, pero no son una constante en la vida del niño como lo son los padres. Lucy Garza de Llaguno, experta en Ciencias de la Familia, explica que los papás y las mamás confunden educación con formación: “Hay también una escuela informal que viene siendo la convivencia diaria y esa convivencia diaria es un aprendizaje informal, pero muy determinante en la formación de los hijos y ésta se da únicamente en la familia”. Con lo que podemos concluir que educar y enseñar se presentan dos conceptos que tienen sus diferencias en cuanto a los responsables de cada uno, en este caso los padres y los profesores.

De alli la famosa frase “se educa en casa y se aprende en la escuela”, es sin duda alguna una verdad universal que todo padre debe considerar para la formación de sus hijos.

Hoy en día los padres estamos tomando un deber mucho más grande por el confinamiento. Hoy estamos jugando el papel de formar a sus hijos académicamente y en valores desde casa.

La realidad de hoy obliga a que nuestros hijos estén siendo educados y enseñados en casa debido a la pandemia. Es por ello que hay que prestar mucho cuidado a las reacciones frente a los niños, ya sea un conflicto familiar o laboral, pues todo eso está dejando huella en ellos. Los padres son hoy doblemenente responsables de ser modelos en la casa pues dependerá de ellos la formación de los niños.

REFERENCIAS:

La formación de los hijos comienza en casa